No te des por vencido, aun vencido ...

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Valor y lealtad de un perro

Ayer mientras veía las noticias quedé totalmente conmovida con una nota que hacía referencia al valor y lealtad de un perrito quién realizaba un acto heróico al jalar con toda su fuerza, a un lado de la pista, a otro perrito el cual, minutos antes, había sido atropellado. Son imágenes impactantes que deben servirnos para reflexionar.


video

martes, 7 de octubre de 2008

No estamos solos


Nunca estamos solos porque hasta en las cosas más insólitas encontraremos a alguien quién nos ayude a realizar todo aquello que anhelamos, tal como se demuestra en la foto.

Aunque mi padre aprendió a manejar un carro de verdad siempre tuvo curiosidad por saber que se sentía al manejar un chachicar de pedales para niños ya que durante su niñez no tuvo oportunidad de hacerlo. Mis hijos le ayudaron a satisfacer esa curiosidad.

Este es un simple ejemplo comparado con cosas más trascendentales en la vida. Todo es posible, el límite lo ponemos nosotros mismos.

Blaky

La foto corresponde a Blaky 1 mes después de haberla encontrado. Cuando nuestras vidas se cruzaron apenas podía caminar por lo débil que estaba. Se encontraba flaca en extremo por la desnutrición. Su mirada triste me hizo pensar que había perdido toda esperanza de vida.

Aquel día regresaba a Lima y aunque no estaba en mis planes adoptar a una mascotita más, la cargué y una vez en casa, acomodé un lugar para que se cobije. Le serví un puñado de alimento, pero no lo terminó; pienso que su estómago estaba tan reducido que ni siquiera podía comer lo poco que había en el plato.

Durante estos 4 meses mantuvo una actitud tímida y desconfiada hasta hace poco cuando por fin la hemos visto saltar y correr por el jardín con total soltura. Me pregunto ¿qué daño habría recibido por parte de los humanos que la hacían tan insegura y huidiza?. Tal vez, saber la respuesta ante aquella pregunta ya no sea tan importante comparado al hecho de saber que de ahora en adelante su vida será plena.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Sobrellevar el sufrimiento


¿Cuántas veces he sufrido en mi vida a nivel emocional?, realmente no lo recuerdo. Lo que si puedo recordar con claridad es la forma en cómo aquel sufrimiento me partía el corazón cada vez que lo experimentaba. Ojos hinchados de tanto llorar, inapetencia, decaimiento infinito, incertidumbre, poca fe, entre otras cosas era lo que sentía cada vez que en mi camino se cruzaba el sufrimiento. Podría enumerar todas las situaciones tristes o traumáticas que he vivido hasta este mismo instante en que estoy escribiendo, pero de qué serviría.

Vivir puede resultar por momentos una experiencia tormentosa, considerando que aparentemente no existen soluciones a nuestros problemas, pero tal vez sean necesarias estas situaciones porque ponen a prueba nuestra fortaleza y nos permite conocer nuestras propias limitaciones emocionales.

Estaría mintiendo si afirmo que todo en mi vida ha sido alegría. Como todo ser humano, en algunas ocasiones me he dejado llevar por el abatimiento y me he concedido el derecho de sentirme triste, de sentir dudas, de cuestionarme, de renegar, de lamentarme, pero en la mayoría de las veces no he permitido que aquel sentimiento me invada de tal forma que no me deje avanzar y cuando menos me lo esperaba las cosas se enderezaban por sí mismas, entonces, aparecía una solución aclarándose el panorama.

No creo que exista una fórmula mágica que pueda servirnos a todos de la misma manera. Lo que para mi funciona, posiblemente para otros sea tan sólo una pérdida de tiempo. Tal vez la relatividad, suerte o destino (como quieras llamarlo) va de la mano con nuestra vida y a cada decisión que tomamos se nos presentarán muchas alternativas de solución de acuerdo a los diferentes factores que podrían estar influenciando.

El sufrimiento siempre estará presente en nuestra vida, tal vez una forma de aminorar sus efectos negativos sea el hecho de aceptarlo como tal; de este modo, ampliando nuestra perspectiva, seríamos capaces de afrontar una determinada situación en forma menos traumática.

Quiero terminar esta entrada con las palabras que en alguna ocasión dijo el doctor Martin Luther King Jr.:

"Aquello que no me destruye, me hace más fuerte"

lunes, 7 de julio de 2008

Una decisión importante

Día a día nuestro planeta se viene destruyendo cada vez más debido a nuestra lamentable indiferencia. Todavía estamos a tiempo, ¿qué esperamos para actuar en forma adecuada?. Tomemos conocimiento del hecho en forma responsable; recuerda que nuestros hijos, nuestros nietos serían severamente perjudicados y para entonces, tal vez, sea demasiado tarde para reaccionar. Te invito a que veas el video.


martes, 1 de julio de 2008

Mi querida Crazy


Ha pasado una semana que Crazy desapareció extrañamente en la misma forma inexplicable que un día de octubre del año 2005 apareció dentro de la oficina en donde trabajaba. En aquel entonces ella estaba muy flaca, tenía garrapatas y sarna. Recuerdo que todos los días al regresar de mi hora de refrigerio le llevaba un poco de alimento el cual ella comía con mucho entusiasmo. Mi padre había fallecido 2 meses y medio atrás y andaba nostálgica por ese tiempo; ahora que lo pienso, puedo afirmar que su presencia me ayudó mucho a superar aquella pérdida.

Asumí con cariño el hecho de atenderla y cuidarla. Mi actitud reflexiva y triste fueron cambiando hacia la alegría y risas cuando veía las locuras que hacía. Me esperaba todas las mañanas, de lunes a sábado, y cuando me veía llegar a la oficina bailaba de alegría, saltando y buscando mi mano para lamerla. Los domingos la dejaba al cuidado del vigilante. Cuando tuve que retirarme de aquel trabajo, no dudé ni por un instante que ella vendría a casa conmigo. Y así fué. La llevé desde Cieneguilla hasta donde vivo. Ella asustada me miraba cuando por primera vez subió a un carro, pero estaba quietecita tranquilizada por mis palabras que no le pasaría nada malo.

Todos en casa le teníamos un especial cariño por su expresiva y cariñosa manera de saludarnos cada vez que llegábamos. Bailaba, si, bailaba como una rumbera, movía sus caderas de izquierda a derecha y a la vez levantaba sus patas delanteras como quien lleva el compás sobre su sitio.

Después del baile, ella se tumbaba en el piso mostrando su pancita blanca de par en par esperando a cambio unas cuantas caricias. No sólo recibía caricias sino también halagos y muchos mimos. Para entonces ya la habíamos llevado al veterinario. Se puso hermosa, sin parásitos sin sarna. Su pelo rubio, blanco y jaspeado por partes la hacía una perrita interesante y coquetona. Se unió con Duke, el perro que era de mi padre, y tuvieron crias que al final también se quedaron con nosotros.

Ella no obtuvo, como es lógico, ningún grado académico, pero era muy inteligente e intuitiva. Ella jamás mencionó alguna palabra, pero sus gestos, su cariño, su baile, su alegría nos hablaba a cada instante de su amor y lealtad incondicional.

Sólo puedo decir que en los dos años y 7 meses que estuvo a nuestro lado llegamos a quererla mucho, tanto así como se quiere a un miembro más de la familia y aunque ahora ya no esté con nosotros, siempre vivirá en nuestros corazones. Gracias Crazy.

lunes, 9 de junio de 2008

Recordando a Nega

Una perrita que nació dentro de un hogar en donde la violencia era pan de cada día, no escapó a esa realidad. Ella también fue objeto de constantes maltratos especialmente por los niños que vivían en esa casa quienes reflejaban con sus actos la caótica crisis familiar que experimentaban.

No llegaba ni al mes de nacida cuando estos niños en un afán de probar o jugar, vertieron sobre el cuerpecito de la cachorrita lejía, quemando su piel y afectando su visión. También le pegaban por lo cual ella solía emitir sonidos de dolor siendo oídos sus lamentos por los vecinos que vivían cerca.

Fue la señora Jackie, una vecina que vive a 2 cuadras de mi casa, quien al escuchar sus lamentos decidió adoptar a la cachorrita. Aunque tenía todas las intenciones de cuidar y proteger a la cachorrita, pero el poco espacio que tenía en su casa no le permitía asumir esa responsabilidad; sin embargo, preocupada con las condiciones y aterrada con los gritos que la pobre perrita emitía cada vez que era maltratada decidió buscarle otro hogar y me preguntó si podía cuidarla a lo cual acepté.

Le pusé de nombre Nega. Tenía apenas un mes y medio, y aunque tenía su piel quemada era bonita y graciosa. Su pelo color negro y ojos azules la hacían aún más peculiar. Al principio tenía miedo de acercarse a nosotros, pero poco a poco fue tomando confianza. Su pelo estaba empezando a crecer. Correteaba alegre por el jardín al lado de nuestras otras mascotas, pero el daño recibido por sus anteriores dueños había sido irreversible. Un día cerró sus ojitos para siempre y ya no despertó.

Todo esto causó una gran tristeza en mi familia, aunque Nega tuvo alegría y protección los últimos días de su vida, nos apena saber que existen personas insensibles que todavía no toman conciencia acerca del respeto que se debe tener a todo ser viviente, en este caso los animales quienes también tienen derecho a una vida digna.

"Lo importante no es saber si los animales son capaces de pensar, lo importante es saber que son capaces de sentir."

lunes, 10 de marzo de 2008

El amor que vence barreras

Navegando en youtube encontré un videito, muy tierno por cierto, que hace referencia al amor y grafica en dibujos animados lo que uno es capaz de hacer cuando aquel amor trasciende toda lógica. Me encantó y aquí lo comparto con ustedes.



domingo, 9 de marzo de 2008

La valentía de ser yo misma

Si estoy amparada bajo los artículos de La Constitución Política del Perú (ver al final la referencia) ¿por qué he sentido miedo de ser yo misma y actuar con libertad?

El sentir miedo mutila y paraliza; no permite al ser humano realizarse en su ser. Para realizar nuestro destino, debemos hacer acopio de valentía e intrepidez. La conveniencia de lo conocido nos ofrece refugio, seguridad y tranquilidad; tal vez esa sea la razón por la cual a veces callamos, hablamos bajito o nos hacemos de la vista gorda.

La Constitución del Perú y cualquier Declaración por los Derechos Humanos no tiene mayor significado si antes no tomamos conciencia de nuestra verdadera libertad. Y ¿de dónde proviene la verdadera libertad?.

La verdadera libertad está ligada directamente con lo más profundo de nuestro ser. La verdadera libertad es la libertad espiritual. Entender esto me tomó mucho tiempo, durante casi toda mi vida me dediqué a buscar otra clase de libertad, llámese económica, cultural, social y a pesar de ello aún no me sentía libre.

La libertad no tiene nada que ver con el matrimonio, con leyes o si trabajas como independiente o dependiente; tampoco no tiene que ver con estar en la cárcel o en las calles. La verdadera libertad no te ata ni condiciona.

Me vi a misma con muchos miedos, frustraciones, recuerdos, sueños e ilusiones ... lloré frente a mi y comprendí todo.

El miedo que algún día me paralizó sigue dentro de mi, no puedo deshacerme de él; es inherente al ser humano. Entonces ¿cómo puedo superar mis miedos?. La perfección de la creación del mundo radica en la dualidad. A más miedo más valentía. Y ¿de dónde saco valentía?. En igual forma la valentía es inherente a nuestro ser.

Todo ser humano es capaz de lograr cosas aparentemente increíbles. No nos engañemos más. Vivir con prejuicios, con miedo es como estar muerto en vida. Dicen que la mejor forma de vivir es vivir peligrosamente. En cierto modo esta afirmación es acertada teniendo en cuenta que el riesgo está presente en todo momento de nuestra vida. Callar o hablar tiene sus repercusiones; caminar, dormir, leer, correr, comer, nadar, mirar ... todo, absolutamente todo lo que hagamos o dejemos de hacer influirá en alguna medida en nuestro destino y por ende en nuestro entorno.

En conclusión, el propósito fundamental de nuestra existencia es vivir en libertad. Libertad de ser uno mismo, asumiendo retos, tomando decisiones según convenga. No permitamos que el miedo nos mutile una vez más.

EL CONGRESO CONSTITUYENTE DEMOCRÁTICO, INVOCANDO A DIOS TODOPODEROSO, OBEDECIENDO EL MANDATO DEL PUEBLO PERUANO Y RECORDANDO EL SACRIFICIO DE TODAS LAS GENERACIONES QUE NOS HAN PRECEDIDO EN NUESTRA PATRIA, HA RESUELTO DAR LA SIGUIENTE CONSTITUCION:
TÍTULO I
DE LA PERSONA Y DE LA SOCIEDAD
CAPÍTULO I
DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA PERSONA
Artículo 1°. La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado.
Artículo 2°. Toda persona tiene derecho:
1. A la vida, a su identidad, a su integridad moral, psíquica y física y a su libre desarrollo y bienestar. El concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece.
2. A la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquiera otra índole.
3. A la libertad de conciencia y de religión, en forma individual o asociada. No hay persecución por razón de ideas o creencias. No hay delito de opinión. El ejercicio público de todas las confesiones es libre, siempre que no ofenda la moral ni altere el orden público.
...
8. A la libertad de creación intelectual, artística, técnica y científica, así como a la propiedad sobre dichas creaciones y a su producto. El Estado propicia el acceso a la cultura y fomenta su desarrollo y difusión.
...
19. A su identidad étnica y cultural. El Estado reconoce y protege la pluralidad étnica y cultural de la Nación.

viernes, 7 de marzo de 2008

Carta a mi padre

Han pasado 2 años, 8 meses y aún recuerdo con total nitidez la última vez que apreté con toda mi fuerza tu mano. Te extraño papá. Ojalá que en el cielo también tengan internet y espero pronto me respondas. ¡Discúlpame viejito! ... es una broma, yo sé que nunca tomaste en serio al internet; disfrutabas mucho comprar libros y leerlos poco a poco. Y si querías hablar con alguién preferías o llamar por teléfono o escribir una carta a puño y letra.

Tu pasatiempo favorito: "llenar geniogramas" ... recuerdo las innumerables veces que te propuse navegar en internet cada vez que buscabas información, pero te negabas y me retabas para saber quién conseguía más pronto esa información. Pasabas días buscando en libros y diccionarios. Al final orgulloso siempre me mostrabas el geniograma completo y mientras yo usando internet y toda la tecnología apenas había conseguido algo. Era extraño verte sonreir, pero escuchar tus carcajadas valían la pena haber esperado tanto tiempo.

Quiero contarte que este año hemos cosechado muchas manzanas; estoy segura que estarías muy feliz si vieras lo grandes y sabrosas que están. Despreocúpate que tus frutales y demás plantas no morirán de sed. Quien está un poquito mal es Duke, talvez los años son motivo de su andar lento, pero sigue siendo un caballerito. Ya no ladra tan seguido ni tan fuerte como antes, pero lo que le enseñaste aún lo sigue practicando.

Aquí en casa, las cosas sin tí aún son un poco difíciles de sobrellevar, me refiero específicamente a las fechas especiales cuando toda la familia se reúne para celebrar algo. Pero para no complicar más las cosas siempre dejamos un sitio vacío, colocamos una copa de vino y cuando llega el momento del brindis siempre alguien se encarga de levantar tu copa y decir "salud".

Hoy me sentí triste y necesitaba conversar contigo ... sólo pensé en usar este medio ... quién sabe ¿no?. Hasta pronto papá; debes saber que te sigo queriendo mucho. Gracias por todo el amor que me diste ... ya me siento mejor. Un fuerte abrazo!!

jueves, 14 de febrero de 2008

Nuestra amistad

La amistad es una de las experiencias más bellas que he tenido oportunidad de vivir. Desde pequeña en el parque cerca a mi casa en donde jugaba incansablemente con Teresa, Chopi, Mariela, Erick, Carlos, Bruno, Jano, Fernando, Doris, Beto, Gianina, José, Susana, Pati, Luigi, Chocho.....y continua la lista, supe la importancia de tener un amigo. Recuerdo que incluso hasta formamos un club llamado "El Club de la Amistad". Prometimos respetarnos y cumplir todas las reglas que se dieran. Nuestras edades fluctuaban entre los 7 a 12 años y a pesar de no saber mucho de la vida, pero para nosotros estaba claro que nuestra amistad valía mucho.

Cada día era un día diferente a pesar que jugabamos los mismos juegos. Una época increible llena de magia y diversión. Así fué mi niñez.

Pero no sólo tenía amigos en el parque, también tenía amigas en el colegio. Grandes amigas con las cuales compartí una serie de situaciones, unas alegres, otras emotivas en fin ...... lo que estoy tratando de decir es que la amistad siempre está en nuestro camino y que sólo depende de uno saber fortalecer o debilitar aquella amistad.

Parece sencilla la tarea de "hacer amigos", más aún hoy en día en donde a través de internet uno puede tener "amigos virtuales" incluso sin conocerse personalmente.Aunque algunos pudieran referirse a este tipo de amistad como algo ficticio, pero se han dan dado casos de personas que han establecido vínculos muy estrechos a través de este medio. Del mismo modo, se han dado casos de personas que han fingido ser quiénes no son, con la única finalidad de entablar un "contacto más" en su lista sin mantener una conducta sincera y respetuosa. Es por ello, que en este sentido la recomendación sería estar siempre atento. Personalmente tengo la dicha de tener "amigos virtuales" que son agradables en su trato.

Hay 2 adjetivos totalmente opuestos que se unen para equilibrar toda amistad. Me refiero a la "fragilidad y fuerza" los cuales deben ser tomados muy en cuenta; es decir, cuánto más fuerte es una amistad, existe mayor fragilidad. Cuando uno posee una fuerte amistad con alguien y al aumentar el valor de esa relación amistosa, su fragilidad también aumenta y es allí en donde los cuidados deben ser especiales. Es posible pensar que al tener una fuerte amistad con alguien, también tenemos la confianza suficiente para excedernos, pero es un grave error ya que se podría afectar, irreparablemente, una gran amistad por nuestra actitud equivocada.

Espero sea bien interpretada mi afirmación y para dejar totalmente claro quiero manifestar que me he referido a aquella "confianza egoísta" (destructiva) en donde sólo se pretende sacar provecho.

Tener un amig@ es importante para nuestras vidas y por la misma razón debemos trabajar para mantener y hacer crecer esa relación amistosa. La amistad no puede ser forzada, es espontánea y natural.

Desde aquí un saludo para todos mis amig@s. Gracias por la amistad que me brindan día a día.

lunes, 21 de enero de 2008

¿Para qué vivimos?

Hace poco, navegando en internet entré a un foro peruano que tenía temas que llamaron mi atención, por lo cual me sentí motivada a registrarme. Fue así que encontré un tema titulado ¿para que vivimos?. La respuesta parecía obvia y me dispuse a responderla rápidamente a fin de continuar con mi trabajo en la pc. Empecé a escribir una línea y luego otra hasta que creí haber terminado. Antes de enviar mi comentario, volví a leerlo y sentí que no expresaba mi pensamiento.

¿Qué hice?, borré todo el comentario y volví a escribir otro. Este último explicaba con mayor detalle la forma en que suelo encarar a la vida y del propósito que me mantiene en pie día a día. Desde entonces, entro a menudo al foro, haciendo seguimiento a los temas en los que estoy suscrita.

En relación a este tema, noté que la mayoría de los foristas, incluída yo, habíamos respondido orientándolo hacia las cosas bellas que la vida nos ofrece; sin embargo, hoy, uno de ellos escribió acerca del suicidio como alternativa de aquellas personas que ya no encuentran sentido para seguir viviendo y por ello deciden partir de este mundo en forma voluntaria. Las razones pueden ser innumerables, pero el hecho es que se niegan a seguir en este mundo, por decirlo de alguna manera.

¿Cómo se les debe tildar a aquellos?, ¿de cobardes por tirar la toalla? o ¿de valientes por enfrentarse a lo desconocido?.

No me siento capaz de juzgar absolutamente a nadie, considero que cada quién es un mundo diferente; sin embargo, me atrevería a afirmar que si aquellas personas hubieran tenido a alguien de confianza para expresarse y hablar abiertamente acerca de su sufrimiento, posiblemente aún estarían con vida superando aquello que los mantenía con la moral baja.

¿Acaso es tan difícil escuchar?. ¿Por qué somos tan indiferentes?. ¿Soy una idealista más ...?, qué importa!! al fin y al cabo es mi vida, ¿no?. Seguiré creyendo en que las cosas cambiarán algún día. Mi fe nunca se verá disminuida por que estoy segura que el mundo que tanto anhelo, llegará un día.

Y ante la pregunta ¿para qué vivimos? tal vez no encuentre una respuesta absoluta, lo importante es sentir y saber que cada segundo valió la pena. No olvidemos que una palabra, una mirada, incluso una omisión, puede ser tan certera como una bala a quemarropa. Mi reflexión al respecto es: "Vivir cada día no como el último día de nuestra vida, sino como el mejor ...""

viernes, 4 de enero de 2008

Una extraña experiencia

Para los que me conocen personalmente sabrán muy bien que me caracterizo por ser una persona que no hace bromas; sin embargo, lo que voy a relatar a continuación podría interpretarse como un vulgar intento de burlarme, específicamente de aquellos quienes leerán estas líneas.

El día 31 de diciembre cuando faltaban exactamente 5 minutos para las 12.00 de la medianoche, mi familia y yo decidimos recibir el año nuevo 2008 en la terraza de la casa (4to. Piso). Y fue así que al dar en el reloj la hora señalada los cuetones, fuegos artificiales, música, abrazos y buenos deseos nos envolvían llenándonos de alegría y mucha esperanza.

No habrían pasado ni cinco minutos cuando me percaté que una luz avanzaba muy alto y tomando la dirección como quien se dirigía al aeropuerto, por unos instantes pensé que sería un avión. Y no me extrañó verlo ya que no es raro ver o escuchar el motor de un avión a distintas horas.

Para apreciar en todo su esplendor a los fuegos artificales necesariamente levantaba a menudo la vista a lo largo y ancho de todo el cielo y aquella luz que minutos antes había captado mi atención estaba detenida y haciendo movimientos de izquierda a derecha y en círculos, por unas milésimas de segundo quedé paralizada y avisé al resto de mi familia, ellos también vieron lo mismo que yo.

Lamentablemente no tenía a la mano mi cámara en ese preciso momento. Debo admitir que la experiencia me asustó de primera impresión ya que no sólo se veía una luz en movimiento sino cerca de 5 luces que se movían cada una desde distinta posición.

No descarto la posibilidad de que haya sido simplemente un fenómeno producido por el reflejo de los fuegos artificales... no lo sé, pero sin duda alguna haber experimentado esto me permite ampliar la visión que tengo acerca de la vida. Me pregunto también por qué habría de ser exclusiva la existencia del ser humano en todo el universo?

Al comentar esto con un amigo me dijo que buscara en youtube un video en donde vería algo similar a mi relato, aquí está el vínculo: 1er. avistamiento masivo en Lima