No te des por vencido, aun vencido ...

martes, 7 de octubre de 2008

Blaky

La foto corresponde a Blaky 1 mes después de haberla encontrado. Cuando nuestras vidas se cruzaron apenas podía caminar por lo débil que estaba. Se encontraba flaca en extremo por la desnutrición. Su mirada triste me hizo pensar que había perdido toda esperanza de vida.

Aquel día regresaba a Lima y aunque no estaba en mis planes adoptar a una mascotita más, la cargué y una vez en casa, acomodé un lugar para que se cobije. Le serví un puñado de alimento, pero no lo terminó; pienso que su estómago estaba tan reducido que ni siquiera podía comer lo poco que había en el plato.

Durante estos 4 meses mantuvo una actitud tímida y desconfiada hasta hace poco cuando por fin la hemos visto saltar y correr por el jardín con total soltura. Me pregunto ¿qué daño habría recibido por parte de los humanos que la hacían tan insegura y huidiza?. Tal vez, saber la respuesta ante aquella pregunta ya no sea tan importante comparado al hecho de saber que de ahora en adelante su vida será plena.

2 comentarios:

Liliana dijo...

Hola querida Amiga,como estas?
Que corazon tienes,son pocos los que reaccionan como tu.Yo tambien tengo una perrita que recogí cuando fue atropellada,lo hice para que no muriera abandonada en la calle,le traje un veterinario y me dijo que no iva a morir,tenia como 4 meses,la dejé un poco en casa,pero como era cachorrita,todos se encariñaron con ella,hoy es la regalona,la operé,se llama Milú,ya tiene 1 año y 5 meses con nosotros...son nuestros hermanos menores como decia un famoso que no me acuerdo.
Cuando pueda te mandaré una foto.

Como estas tú?,cuentame.
Cariños
Lily

Judith Espinoza Portuondo dijo...

Hola Lily, que gusto saber de ti!!. Estoy bien, gracias. Lei tu comentario acerca de Milú y creo que al igual que mi Blaky, mi Moly y especialmente mi Crazy han sido seres que han traido mucha alegría a nuestras vidas y la mejor manera de compensar esto es cuidándolos, dándoles nuestro cariño y respeto. Actualmente tengo sólo 6 mascotitas (tuve 8), pero cada uno de ellos es una historia diferente, llena de ternura y mucho amor.
Espero amiga que pronto me puedas enviar la foto de Milú, me encantará conocerla.
Te envio un fuerte abrazo a la distancia!!. Cuidate y hasta pronto.